Los 10 mandamientos del Maestro Itosu

Karate no nació del Confucionismo ni del Budismo, sino que vino de China con 2 estilos que son Shorin y Shorei. Como cada uno de ellos tiene cosas buenas, es necesario mantenerlos tal cual sin modificarlos. A continuación detallo la concepción.

  1. El objetivo de Karate es no solamente ejercitar el cuerpo, sino cuando lo requiere, dar su vida sin titubeo por el bien de la sociedad, para la defensa de la comunidad. No es para pelear con una persona. Por lo tanto, se debe jurar que, cuando se encuentra con un ladrón o un revoltoso, tratará de bloquear y no pegarle para no dañarlo.
  2. Como el objetivo de Karate es desarrollar sus músculos y huesos y transformar su cuerpo como acero o roca y las manos y pies sean lanzas y hachas, naturalmente crea una personalidad fuerte y valiente. Por lo tanto si se practica en la infancia desde la edad de colegio primario, en su edad adulta puede aplicarlo en distintas actividades y servir a la comunidad. Cuando el duque de Wellington venció a Napoleón I, dijo que la victoria de hoy se debe a la victoria en los juegos de niños en cada colegio de todo el país. Realmente es una frase célebre.
  3. Karate no se puede aprender rápido. Como dice el refrán que un peón de ajedrez avanza muy lento pero finalmente llega muy lejos. Creo que, si se practicara unas horas todos los días con mucha dedicación, en 3 o 4 años mucha gente cambia su contextura y logra ser experto de Karate.
  4. Como los elementos fundamentales de Karate son los puños y pies, se debe practicar Makiwara siempre,  bajando los hombros, abriendo los pulmones, tomando mucha fuerza, pisando firmemente y concentrando su energía en Tanden 100 o 200 veces por brazo.
  5. La postura de Karate es enderezar la cadera, bajar los hombros con fuerza y pararse con las piernas pisando bien fuerte y concentrar su energía en Tanden como si se unieran las fuerzas de arriba y de abajo allí y se solidificara.
  6. Las técnicas de Karate deben practicarse muchísimas veces aclarando y concientizando cada técnica en qué situación se utiliza. Hay técnicas de ataque, de defensa, de zafar y de tomar y existen muchas enseñanzas orales.
  7. Las técnicas de Karate deben practicarse entendiendo que esta técnica es para ejercitar el cuerpo o esta es para la pelea.
  8. Cuando se practica Karate el ánimo debe ser como si se enfrentara a una situación extrema mirando fuertemente, bajando los hombros, dando la tensión necesaria a los músculos. Cuando se practica ataque y defensa, siempre debe hacerse como si realmente se estuviera bloqueando el brazo del adversario y si se atacara como si impactara con todo el cuerpo. Practicando de esta manera naturalmente aparece su efecto cuando se enfrenta a una situación especial.
  9. Cuando se practica Karate, si pone fuerza más de lo debido, sube la sangre a la cabeza enrojeciendo la cara y los ojos y daña la salud. Hay que cuidarse.
  10. Históricamente los expertos en Karate son longevos. Averiguando la causa de este fenómeno, Karate desarrolla los músculos, fortalece los órganos digestivos y mejora la circulación sanguínea. Por lo tanto, si desde ahora se incorporara Karate en la enseñanza primaria y se practicara masivamente, podría formar expertos de Karate que uno equivale a 10 personas comunes.

Si bajo estos diez principios se  hace practicar Karate en el colegio normal, cuando los egresados en distintos colegios del país y difunden la enseñanza de Karate a sus alumnos, en 10 años Karate populariza en todo el país. Considerando que esto favorecerá no solamente a los Okinawenses, sino ayudará toda la comunidad del país, presento este escrito a la consideración de quien corresponda.

Itosu Anko – Octubre de 1908

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.