Pautas de Práctica

Esto es mi sugerencia basada en mi experiencia, para los practicantes de karate-do, para que su esfuerzo tenga mayor eficiencia.

Muchos practicantes se desilusionan y abandonan la práctica debido al poco avance que logran. Si les gusta realmente karate y quieren aprender, hay que conocer ciertas pautas de práctica y seguir un método adecuado.

Para cualquier área de karate que quieran desarrollar, es necesario tener buen dominio de las técnicas. Por lo tanto los practicantes deben ocuparse de mejorar su calidad técnica todo el tiempo.

Durante mis más de 40 años de práctica recibí de mi maestro algunas ideas y pautas sobre la práctica que puderon ser clave para el avance. En eso estuvo el real valor del maestro, más que en la enseñanza de algunas katas.

También el sistema de práctica tradicional de los okinawenses está acertado, no así las prácticas de los colegios o de los estudiantes.

Primero los practicantes deben saber los objetivos de cada ejercicio y esforzarse para lograrlos. Hay que pensar que más vale saber y hacer pocas cosas bien, que muchas cosas mal o sin sentido.

Todas las técnicas de karate buscan derribar al adversario. Sin embargo la práctica no es un combate ni un duelo, sino es una preparación física y mental para el combate. Entonces no tienen que confundir la práctica diaria (ejercitar y preparar su cuerpo y mente para una situación extrema) con la situación real de un combate.

Todos los movimientos y técnicas son construidos para su fin, sin embargo su ejección debe ser lo más natural posible y no trabar o tencionar los músculos. La potencia del impacto de golpe o de keri de karate está basado por la velocidad. Por lo tanto tiene que mover el puño o el metatarzo lo más rápido posible. Para eso sus músculos no debe  estar tenso. Y la postura debe estar lo más natural sin niguna tensión extra. Fuerzas que ejerce su cuerpo tiene que ser hacia el exterior y no al interior de su cuerpo.

Tienen que aprender a concentrar su energía en cada golpe, aunque esto es una forma de aprender y no el objetivo final. Para todas las artes marciales el desgaste de energia es fatal. Por lo tanto en un combate uno tiene que cuidar de no gastar su energia sin sentido, ni siquiera haciendo el grito o kiai. Todo el tiempo deben permanecer serenos y no tensionarse más de lo necesario. Este estado se debe lograr en las prácticas diarias.

También en cada momento deben recordar los 5 principios de las técnicas de karate y tratar de realizarlas de acuerdo a esos principios.

Los practicantes que aprenden relajarse pueden lograr mayor elongación y a traves de la elongación aprenden a manejar su cuerpo sin lastimarse y con mayor eficiencia.

La práctica de karate debe realizarse descalzo. Uno tiene que sentir el contacto con el piso con la planta de sus pies. De esta manera uno puede sentir sobre qué parte está apoyado y dénde tiene el centro de gravedad de su cuerpo. Si por alguna lesión no pueden prácticar descalzos, utilicen un calzado de suela muy fina para que puedan sentir el contacto con el piso.

La columna vertebral debe estar derecha desde la punta de la cabeza hasta el cóxis. Para eso hay que elevar su cabeza retrayendo su mentón. Con esta postura hay que abrir el pecho bajando los hombros un poco hacia atrás. Para poder mantener esta postura los dorsales toman una ligera tensión. Durante la ejecución de cualquier técnica manténgan los codos lo más bajo posible. Así sus hombros quedan bajos y sus costillas quedan más protegidas.

La cadera debe permanecer lo más horizontal posible durante su desplazamiento y durante la ejecución de keri. Manteniéndola horizontal su columna se mantiene vertical y su movilidad será máxima. Hay muchos practicantes que cuando hacen keri mueven o cambian el ángulo de la cadera. Este movimiento hace retardar su keri y dificulta la combinación de técnicas de pierna y brazo. Observen atentamente su movimiento frente a un espejo y analicen porqué y cuándo se produce ese movimiento. Una vez que lo hayan ubicado claramente, comiencen a suplimirlo. Para realizar cualquier técnica intervienen muchísimas partes del cuerpo. Sin embargo fijándo la atención sobre un par de puntos clave del movimiento pueden mantener una correcta ejecución técnica.

Un practicante que aprendió a dominar su cadera está para avanzar más. Sin esto, es muy difícil lograr una buena técnica, en cualquier nivel. Cualquier artista de expresión corporal, si tiene dominio de su cadera, da a su movimiento una sensación de estabilidad y de la sensación de gracia a la persona que lo ve. En japonés se lo llama “koshi ga suwaru” (asentar la cadera).

La otra condición indispensable para karate es un buen desarrollo de las piernas. Para ejecutar cualquier técnica se requiere que la cadera esté estable sobre la base de las piernas. También durante los desplazamientos tienen que mantener su cuerpo estable. Todo eso depende de sus piernas.

¿Como pueden ejercitar sus piernas?: en primer lugar es bueno trotar o hacer caminatas ligeras en forma regular. Esto es bueno no solamente para las piernas, sino tamién para la capacidad cardiovascular. No es necesario trotar rápido ni una larga distancia, sino la regularidad. Si es posible día por medio trotar de 4 a 6 km.

Tambien hacer ejercicios de “sentadilla”. Si les cuesta llegar a la posición de cuclillas, puede comenzar con “media sentadilla” y con el tiempo llegar a la “sentadilla completa”. También pueden usar una soga colgada para tomar con la mano y aliviar la carga de las piernas. Comenzando con 3 series de 7 u 8 repeticiones, llegar a 3 series de 20 repeticiones día por medio.

La práctica de técnicas básicas es para ejercitar todos estos puntos. Durante la práctica tienen que pensar lo que uno debe lograr. Usar su mente es un punto fundamental de su progreso.

Las técnicas de karate no deben hacerse para que se vean lindas. Sin embargo como un avion, si esta bién logrado, se ve muy lindo. Y además si acompaña la potencia, se ve impactante.

Las técnicas ejercitadas con makiwara toman gusto y sentido, aunque no peguen fuerte. Lo que enseña la makiwara es a utilizar su potencia para dar el máximo impacto. Entonces golpeen la makiwara de forma liviana y en mucha cantidad. Como mínimo 100 veces cada técnica. Comiencen en forma estática y luego poco a poco agreguen desplazamientos. Como la makiwara está estática, es uno el que tiene que moverse para acercarse a la situación más real. Conviene apuntar a una altura no más alta que sus hombros, para poder mantenerlos bajos.

Para ejercitar su keri patee la makiwara ubicándose cerca de la misma, levantando la rodilla para que su muslo quede horizontal y sin hacer fuerza patee con latigazo de rodilla. Un keri veloz nace del latigazo y no del movimiento de la pierna entera.

En kamae siempre ubiquen los codos a una distancia de un puño o un puño y medio del torso. Esto ayuda mantener cerrados los dorsales.

Kata es una herramienta para nuestra práctica. Utilicen las kata para aprender técnicas, no sean utilizados por las kata. Una vez aprendida la secuencia, no sigan repitiéndola en forma completa. Unas 3 veces por clase son suficientes. En vez de hacer toda la kata, haga parte por parte pensando el sentido y con distintos ritmos. Los movimientos lentos enseñan la trayectoria de los movimientos y también dan mayor exigencia para mantener el equilibrio. Los movimientos rápidos enseñan la situación real y el dominio del cuerpo. Y cada tanto practiquen en forma de kumite para acercar más a la situación real.
Nuestro cuerpo está comandado por el celebro. Entonces primero hay que poner intención en cada cosa. Sin intención su acción se torna meramente una gimnasia.

Después de ejercitar su cuerpo a través de la práctica de las partes de kata y entendiendo el sentido de los movimientos y las situaciones, Uds. estarán listos para ejecutar kata. Entonces hagna la kata sin pensar más. Ejecutar kata es como estar en un duelo. Todo lo que hizo hasta entonces es para ese momento. La ejecución de kata no tiene nada que ver con la preparación. Uds. tienen que liberar el cuerpo y el sentimiento en ese momento.

Para nosotros tanganjo es una forma de aprender combate. Por lo tanto no debe hacerse como un simple combate, sino tienen que hacerlo con determinado objetivo y ayudares exigiéndose mutuamente con su compañero del momento. Siempre tengan bien en claro su objetivo y repitan las técnicas la mayor cantidad de veces posible, analizando los resultados.

Las técnicas de ataque son, aunque las hagan con las manos abiertas, equivalentes al puño cerrado. Por lo tanto la trayectoria de las manos debe ser básicamente una recta, tener hikite y mantener kamae siempre. Los codos deben estar cerrados cubriendo sus costillas.

Los desplazamientos deben ser fluidos, sin saltos ni desequilibrios. Mantengan su cuerpo lo mas estable posible. Una vez aprendan a hacer un solo ataque, traten de realizar ataques de 3 técnicas combinadas. Luego lleguen a combinaciones de 5 ataques.

Cuando hacen keri, mantengan su torso vertical facilitando la combinación con los brazos. Mantengan la vista en todo momento sobre el oponente sin desviarla.

No se muevan sin sentido. Uds. combate con un adversario por vez. Entonces deben colocarlo frente suyo y no ataquen fuera de distancia por que el ataque va a resultar en nada.

Siempre traten de acercarse al adversario para ponerlo a su alcance y una vez lo logran ataquen inmediatamente. Para cada técnica hay una distancia (maai) adecuada y no son todas iguales. También para diferentes objetos (practica, estudio, demostración, etc.) tienen que usar la distancia adecuada para tal fin.

No traten de evitar el ataque del adversario a toda costa. En vez de eso, analicen por que entró ese ataque y corrijan su falla.

Nuestra práctica de karate está basada en técnicas básicas, makiwara y elementos, kata, kumite, tanganjo y acondicionamiento físico.
Siempre utilicen su cabeza, en forma amplia y flexible pero respetando las pautas y la tradición.

Oshima Hiroshi Sensei – ©2004

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.