El buen Instructor

Para ser un buen instructor de karate se deben desarrollar las siguientes capacidades:

  1. Observar la acción de los practicantes.
  2. Analizar la acción para mejorarla.
  3. Buscar métodos o ejercicios correctivos.
  4. Programar la ejecución de la corrección.
  5. Hacer entender su idea al practicante. Es mejor siempre mostrar que hablar.
  6. Evaluar el resultado y reajustar o mejorar el método.

Además el instructor tiene que tener una idea clara del plan de práctica y saber como dosificar los ejercicios de acuerdo al nivel de los practicantes.

Oshima Hiroshi Sensei – © 2008

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.